Agenesia dental, qué es y cómo se trata

La agenesia dental consiste en la falta de formación y desarrollo de uno o más dientes, de forma que en la dentición temporal o definitiva no están presentes.

La agenesia dentaria se detecta normalmente durante la infancia o la adolescencia, sobre todo con las primeras radiografías dentales que se suelen realizar para evaluar la situación de las muelas del juicio en la mandíbula y el maxilar. No en vano la agenesia dentaria más frecuente es la falta de las muelas del juicio. La agenesia dental de las muelas del juicio no suele suponer ningún problema, ya que en muchos casos son piezas dentales que son extraídas.

 

Causas de la agenesia dental

Los cambios en los hábitos alimentarios están están produciendo cambios morfogenéticos en las arcadas dentarias, provocando la aparición cada vez más frecuente de agenesias dentales, y de un menor desarrollo de los maxilares.

Por ejemplo, en el caso de las muelas del juicio este menor desarrollo de los maxilares suele producir problemas en la boca, como el apiñamiento de los dientes, razón por la que lo más habitual es que se tengan que quitar para evitarlos.

La agenesia dental afecta con más frecuencia a ciertos dientes: incisivos, premolares y muelas del juicio. Esta alteración puede causar maloclusiones, así como problemas funcionales y estéticos, por lo que en la mayor parte de los casos es necesario tratarla.

 

Tratamiento de la agenesia dental

El tratamiento más utilizado para solucionar una agenesia dental de un diente o muela es la colocación de implantes dentales.

  • Si lo que falta es un molar o un premolar, se conserva el diente de leche el mayor tiempo posible, lo que ayudará a mantener el espacio y el hueso hasta que finalice la etapa de crecimiento. Tras ese periodo se valora si extraer la muela o aguantar hasta que se caiga de forma natural, para poner después el implante.
  • Sin embargo, cuando faltan los incisivos, la diferencia de tamaño entre los dientes de leche y los definitivos hace imposible mantenerlos. En estos casos es común colocar una prótesis con el fin de conservar el espacio que permitirá la fijación de un implante una vez que el crecimiento se haya completado.

Existen situaciones en las que la ausencia afecta a toda la boca, en estos casos hablamos de anodoncia.

En todos los casos es necesario realizar una valoración médica adecuada a cada paciente. Debemos recordar que igual que cada persona es única, cada caso médico también lo es.

Share:

Deja un comentario