Deja de apretar los dientes al dormir

Hoy os presentamos el caso de Pedro, que ha seguido el tratamiento para el bruxismo y ha dejado de apretar los dientes al dormir. Ha mejorado tanto que ya no necesita usar la férula de descarga, e incluso se toma la vida de forma más relajada.

 

Aprendiendo a dejar de apretar los dientes al dormir

A Pedro le afectaba tanto el bruxismo nocturno que sufría. Apretaba tanto los dientes al dormir, que llegó a partir alguna pieza dental y los implantes dentales que le ponían fracasaban.

Tras seguir el tratamiento para el bruxismo durante poco más de 2 meses, Pedro aprendió a relajar su mandíbula. Para ello solo tuvo que acudir a 7 sesiones, seguir las recomendaciones del dr. Pablo Olivares, y hacer los ejercicios que se envían para realizar en casa.

 

 

Aunque en principio pueda parecer raro que aprendiendo a dejar de apretar los dientes por el día, vayamos a aprender a dejar de apretar los dientes al dormir, los resultados del tratamiento que se aplica en Instituto Davó lo confirman. Al extinguirse el bruxismo diurno, se extingue el bruxismo nocturno.

Acabar con el bruxismo tiene muchos efectos positivos sobre la calidad de vida:

  • Dejarás de tener dolores de cabeza o cefaleas tensionales.
  • Podrás masticar sin dolor de mandíbula.
  • No volverás a sufrir desgastaste dental por rechinar los dientes por la noche.
  • La férula de descarga se podrá quedar en el cajón.
  • Te despertarás sin tensión en la mandíbula ni dolor de dientes.
  • Descansarás mejor y te sentirás con más energía.

 

Tras poco más de dos meses, Pedro ha conseguido dejar de usar la férula de descarga, ha dejado de tener dolores de cabeza y ha terminado con las roturas de dientes.

 

¿Quieres ser el siguiente en decir adiós al bruxismo y sus consecuencias?

Solicita una sesión informativa gratuita. Puede ser presencial, en Instituto Davó, o por teléfono. El dr. Pablo Olivares te explicará con detalle cómo el tratamiento para el bruxismo puede ayudarte.

Llama al 965 26 91 04 y pide cita.

Share:

Deja un comentario