La fobia dental afecta a tu calidad de vida

Un reciente estudio publicado en la la British Dental Journal vuelve a recordarnos que la fobia dental es un problema  para la salud bucodental de aquellos que la padecen. El estudio recoge los resultado de encuestas realizadas a 10.900 participantes sobre su salud dental y su relación con su calidad de vida realizada en 2009 en Reino Unido.  Del total 1.367 personas, el 12,4%, fueron identificadas como fóbicos. De ellos el 25% eran hombres y el 75% restante mujeres.

Como podrás imaginar las personas con fobia dental tienden a tener más caries y les suelen faltar más piezas dentales. Además, su calidad de vida en relación a su salud dental es peor. Destaca quizá en los resultados de este estudio el hecho de que las enfermedades periodontales no sean más habituales que en aquellos que no tienen fobia dental. ¿Cómo explicaron esto los investigadores? Parece que muchas de las personas con miedo al dentista le ponen más atención al cuidado diario de su salud bucodental para evitar en la medida de lo posible verse obligados a recurrir a la clínica dental.

Fobia dental, un problema con solución

Muchas personas con fobia dental no van al dentista, o lo evitan todo lo que pueden. La ansiedad que les produce la idea les impide afrontar la situación. Sin embargo, hoy cuentan con distintas alternativas para poder afrontar ese miedo. Una de ellas es la terapia psicológica, y otra la utilización de la última tecnología para evadirse de la situación. En Instituto Davó ofrecemos ambas posibilidades.

  • Vencer el miedo al dentista
    Con la terapia psicológica se busca dejar atrás el miedo, de forma que la idea de acudir al la clínica dental no provoque sufrimiento. Es quizá la mejor opción, ya que pretende eliminar el malestar global, desde antes de llegar a la consulta. Eso sí, como técnica psicológica requiere que la persona con fobia dental se implique en el tratamiento.
  • Realidad 3D
    Con las gafas de realidad virtual se busca la evasión, que la atención se centre en otro estímulo para que la mente no se centre en el momento de estar sentado en el sillón del dentista. Su efectividad de pende mucho de la capacidad de abstracción de la persona y del grado de ansiedad que presente.

Una enfermedad con muchas implicaciones

Las enfermedades bucodentales y la pérdida de dientes puede llegar a afectar a la capacidad para comer y hablar. Además, también afecta a la estética facial. Esto puede llegar a tener un impacto negativo a nivel psicológico, lo que se relaciona con los datos del estudio que afirman que las personas con miedo al dentista tienden a presentar más sentimientos negativos, tristeza, falta de motivación, menos vitalidad y más ansiedad.

En general, las personas con fobia dental perciben su salud dental como deficiente lo que en ocasiones les hace avergonzarse de su boca por lo que tienden a evitar sonreír.

Estudios como el realizado en Reino Unido nos recuerdan que la fobia dental, ese miedo excesivo y desproporcionado que sienten algunas personas a ponerse en manos del dentista, existe, y afecta hasta al 23% de la población. Pese a que para aquellos que no lo sufren pueda parecer una locura, las personas afectadas sufren sus consecuencias.

¿Sufres fobia dental? ¿Conoces a alguien a quien el miedo al dentista le impida acudir a la clínica dental?

Imagen destacada creada por Nensuria – Freepik.com
Share:

Deja un comentario